Trucos para la primera cita con un ligue online

Lleváis tiempo hablando por internet, compartiendo fotos, chistes, historias y por fin ha llegado la hora, el momento de enfrentarse a la realidad y superar el examen final: la primera cita.

Para que este primer encuentro sea un éxito anota los siguientes trucos:

  • Fuera inseguridades: Nunca hay que perder la confianza en uno mismo ni dudar del otro. Si acude a la cita es porque le apetece y tiene ganas de conocerte así que relax.
  • Ser puntual: Fundamental. Es un pequeño gran detalle a tener en cuenta que no puede fallar a la primera de cambio.
  • Elegir un sitio público y si puede ser conocido: Un bar o un restaurante es una buenísima opción para la primera vez. Cuanto más distendido sea el ambiente mejor ya que ayudará a que todo fluya. Además, si es un sitio que conoces mucho mejor porque podrás romper el hielo haciendo sugerencias de la carta por ejemplo o tomando directamente las decisiones culinarias. Es muy importante sentirse cómodo y controlar la situación, así ganas en seguridad y aplomo.
  • No disfrazarse de lo que uno no es: Sé fiel a tu estilo, se supone que ya te ha visto en foto así que si te encorsetas o te pones algo que normalmente no llevas puedes sentirte incómodo además de aparentar lo que no eres.
  • Dejar que la conversación fluya: Este es uno de los puntos que más suelen preocupar ¿de qué hablo? Lo mejor es no pensarlo, hay que ser espontáneo (dentro de unos límites) e improvisar. No copar absolutamente toda la conversación sin dejar hablar al otro pero tampoco estar callado o responder con monosílabos. Y nada de interrogatorios.
  • Planes alternativos: Es bueno tener pensado más de un plan por si la cosa se alarga, no quedarse en blanco en la puerta del bar o restaurante sin saber qué más hacer.
  • La despedida: Si ha ido muy muy bien, las cosas surgirán por sí solas con beso, no beso, abrazo o lo que sea…pero si ha sido una cita que ni sí ni no, que no sabes si habrá próxima o que por tu parte sí pero no sabes si por la otra también, lo mejor es ser directo, cerrar una segunda cita o despedirte educadamente dejando claro que ahí queda todo. Lo que no hay que hacer es dejar el horizonte abierto, sin concretar nada o peor aún, soltar alguna frase del tipo: “ya si eso hablamos” o “bueno, ya nos vemos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *