¿Buscas pareja online? No cometas estos errores

Encontrar pareja hoy en día es más fácil que nunca gracias a la ayuda que nos brindan internet y las aplicaciones móviles: tu media naranja puede estar mucho más cerca de lo que piensas.

Sin embargo, hay muchos usuarios de páginas y aplicaciones para buscar parejas que se confían demasiado y acaban cometiendo errores que pueden acabar hasta con la historia de amor más idílica. Para ayudarte a evitar esto errores, hemos hecho una lista de los más comunes y de cómo evitarlos.

La foto: el primer consejo que os vamos a dar puede parecer extraño, puesto que con la foto de perfil se busca resultar atractivo a otros solteros pero… no publiques tu mejor foto. Todos tenemos en nuestro móvil u ordenador esa foto en la que parecemos estrellas de cine. Pues bien, a no ser que la foto se ajuste a la realidad y que estés igual de estupendo/a cuando te levantas por las mañanas, es mejor usar una foto más normal. Una foto extremadamente buena puede jugar en tu contra por dos motivos principales: por un lado, puede haber personas que decidan no contactar contigo por miedo “al rechazo” al considerar que puedes estar “en otra liga”, y por el otro, puede pasar lo contrario, que alguien se lleve una decepción.

Tu perfil: tu descripción en el perfil de la app para encontrar pareja debe ser como tú. Descríbete de forma natural como lo harías entre tu grupo de amigos. No exageres demasiado tus logros, pero tampoco te quedes corto. Tampoco pongas cosas sobre ti que no son verdad sólo porque “quedan bien”. No pasa nada porque no te gusten los gatos o el arte moderno. Hay mucha gente en el mundo igual que tú, y estás en el mejor sitio para conocerla, así que para encontrar pareja lo mejor es que seas tú mismo.

El perfil de los demás: es muy importante que siempre leas los perfiles y descripciones de los usuarios solteros con los que decides interactuar por muy largos que sean. Esto jugará a tu favor por varios motivos: para empezar, la forma de escribir, de describirse y de expresarse de una persona, te dirá  mucho sobre su personalidad. También es positivo porque en el caso de llegar a tener un encuentro físico, te ayudará a sacar temas de conversación y demostrará a la otra persona que has mostrado interés leyendo su perfil y recordando algunos datos que te hayan llamado la atención.

Recuerda qué has hablado y con quién: sobre todo durante las primeras semanas de uso, es normal que los usuarios de las aplicaciones y paginas para encontrar pareja interactúen con más de una persona. A medida que vas avanzando en la relación con algunas personas, recuerda bien las conversaciones que habéis tenido y evita mezclarlas o equivocarte con otras que hayas podido tener con otros solteros que hayas conocido a través de la página o aplicación. Aunque pueda parecer una tontería, esto acaba con muchos más comienzos de relaciones de los que te puedas imaginar.

No compartas información personal: en este tipo de redes para encontrar pareja, al igual que en cualquier otra situación de la vida, es importante ir con cautela y saber la información que se puede y no se puede compartir. Cosas como cuentas bancarias, datos de tarjetas de crédito… Mejor déjalos como parte de tu vida privada. Por otro lado, ten cuidado también con los comentarios que haces, algo que para ti puede resultar gracioso, puede llegar a ser ofensivo para otra persona, por lo que sobre todo al principio, se cauteloso en las conversaciones.

No juzgues al resto de solteros sólo por su fotografía: en más de una ocasión te puedes llevar una sorpresa al leer el perfil, y descubrir a tu media naranja. No dejes que una foto mal hecha te aleje de tu media naranja.

No te enfades si no te contestan: puede pasar. Piensa que puede haber personas que no sean igual de activas que tú en la plataforma de encontrar pareja y que no respondan a los mensajes tan rápido como te gustaría. Incluso puede haber algunos que ya hayan encontrado pareja y que hayan olvidado borrar su perfil. Sea cual sea el caso, no te lo tomes mal. Hay muchos más peces en el mar.

Y un último consejo ya de cara a la primera cita: ir al cine durante la primera cita nunca fue una buena idea. Es mejor quedar en un ambiente menos íntimo que os permita mantener una conversación y conoceros más el uno al otro. Unas tapas o un paseo por la ciudad es el plan ideal.